Saltar al contenido

15 mejores cosas que hacer en Covilhã (Portugal)

Este pueblo de montaña se encuentra a pocos kilómetros del punto más alto de Portugal continental. La gente viene en invierno para una de las únicas estaciones de esquí de Portugal, y en verano para maravillarse con los picos de granito, los lagos y las caminatas en el bosque.

En Covilhã es divertido ver cómo el pueblo se ha adaptado a su terreno imposible para ayudarte a moverte a pie, equipándolo con un ascensor panorámico, trenes funiculares y el increíble puente peatonal Ponte da Ribeira da Carpinteira. Es un pueblo anclado en la tradición, y hay un museo de primer nivel que documenta la industria de la lana, que apoyó a Covilhã durante casi 300 años hasta la década de 190.

Exploremos las mejores cosas para hacer en Covilhã :

Índice

1. Museo de Lanifícios

Museo de Lanifícios
Museo de Lanifícios

Covilhã vive del hilado y tejido de lana desde la década de 1680, y esta herencia se exhibe con orgullo en dos antiguas fábricas de la ciudad: la Fábrica de Panos da Covilhã y la Fábrica Real Veiga.

La primera ubicación trata sobre la industria en el siglo XVIII, mientras que la segunda se centra en los siglos XIX y XX.

Comenzando en la Fábrica de Panos, hay un video informativo que explica los entresijos del comercio de lana de Covilhã.

En las dos sedes se exhiben telares antiguos, tanto manuales como mecánicos, utensilios de diferentes épocas y una variedad de productos textiles elaborados en la localidad, entre ellos muestras de hilo, ropa y tejido.

2. Funicular de Santo André

Funicular de Santo André
Funicular de Santo André

Antes de que se instalara este tren funicular en 2013, navegar por la pendiente en la parte sur de Covilhã era un poco complicado.

La única forma de llegar al centro de la ciudad era en coche por calles zigzagueantes.

En la última década, la ciudad ha invertido en un ascensor y dos funiculares para animar a la gente a visitar el centro de la ciudad a pie en lugar de conducir.

Este funicular gratuito te eleva 90 metros cuesta arriba y tiene una escalera paralela, la Escada de Santo André con 162 escalones.

3. Elevador del Parque da Goldra

Elevador del Parque da Goldra
Elevador del Parque da Goldra

Inaugurado en septiembre de 2013 como parte del plan de movilidad de Covilhã, este ascensor es otra atracción menor que vale la pena visitar gracias a las vistas desde su cabina panorámica.

El ascensor une el Parque da Goldra con Rua Avila y Bulama, facilitando el acceso a pie a la universidad.

El curso tiene solo 40 metros de largo, pero tiene una inclinación de 32 grados y puede acomodar a 11 pasajeros en él.

Hay un mirador en la plataforma superior con bancos para contemplar el paisaje montañoso.

4. Ponte da Ribeira da Carpinteira

Ponte da Ribeira da Carpinteira
Ponte da Ribeira da Carpinteira

Este asombroso puente conecta el centro de la ciudad con el área oriental de Penedos Altos.

Se comenzó en 2003 y tardó otros seis años y 3 millones de euros en completarse.

El diseñador es el minimalista con sede en Lisboa João Luis Carrilho da Graça y la estructura es una belleza, zigzagueando 50 metros sobre el valle de Carpinteira durante más de 200 metros.

Es un paseo para hacer de día por las vistas de Covilhã, la Serra da Estrela y la Cova da Beira, y de noche cuando el puente está iluminado por dos largas franjas de luz que flanquean la pasarela.

5. Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María
Iglesia de Santa María

Parece que todos los caminos de Covilhã conducen a esta emblemática iglesia del siglo XVI.

Y podría competir con las más bonitas de Portugal, aunque mucho de lo que ves ahora es bastante reciente.

La iglesia fue reelaborada en un estilo barroco histórico en el siglo XIX cuando se le dio su nicho con la Virgen María y los frontones majestuosos sobre sus ventanas.

El cambio más nuevo es el que hace que la iglesia sea especial; recubriendo el resto de la fachada se encuentran paneles de azulejo azul, agregados hace no más de 20 años y que narran la vida de la Virgen.

6. Museo de Arte Sacra

Museo de Arte Sacra
Museo de Arte Sacra

El museo más nuevo de Covilhã abrió sus puertas en 2011 en esta mansión en el centro de la ciudad.

Aquí, la Diócesis de Guarda y el municipio de Covilhã han reunido más de 600 artefactos religiosos de monasterios e iglesias disueltos en la región.

Hay vestimentas, crucifijos, estatuas, libros, manuscritos raros, altares, muebles, pinturas y mucho más, en una colección que va desde el siglo XII hasta el XX.

Si alguna vez te has preguntado qué significan todas las imágenes de las iglesias católicas, hay una reproducción de una iglesia en el último piso, con paneles que ayudan a decodificar los símbolos arcanos.

7. Museo do Queijo

Museo do Queijo
Museo do Queijo

En el pueblo de Pêraboa, a pocos kilómetros de Covilhã, puede encontrar todo lo que necesita saber sobre el queso Serra da Estrela.

No se deja piedra sin remover, ya que se le presenta la raza ovina y cómo se abrió camino a través de España y Portugal para estar aquí, y también los pastores y los perros de montaña de Estrela que los han pastoreado desde tiempos inmemoriales.

El queso Serra da Estrela tiene una peculiaridad interesante ya que la leche de oveja de la que está hecho se cuaja usando un cardo local especial en lugar de cuajo (enzimas del estómago de la oveja). Y después de aprender cómo se hace, se le invitará a probar una o dos piezas.

8. Puertas del Sol

Portas do Sol
Portas do Sol

Hasta el siglo XVIII, Covilhã se asentó a la sombra de un inmenso castillo, construido en el siglo XI y que enfrentó los ataques de los moros y las fuerzas españolas durante los siguientes siglos.

Los muros fueron parcialmente demolidos por obras de construcción y luego derribados casi por completo por el terremoto de 1755.

Pero todavía hay evidencia en el área elevada de Portas do Sol en el oeste de la ciudad.

En este pintoresco barrio antiguo aún se pueden distinguir los contrafuertes que sostienen las viviendas, que se levantan sobre la roca desnuda de la ladera.

Hay varios lugares para detenerse y admirar las vistas a la montaña, mientras que algunos de los edificios más nuevos están adornados con elegantes murales encargados por la ciudad y etiquetados con placas.

9. Plaza del Municipio

Praça do Municipio
Praça do Municipio

La plaza central de la ciudad es donde se puede conocer Pêro da Covilhã.

Fue un explorador, diplomático y espía de los siglos XV y XVI en la Era de los Descubrimientos, cuya carrera lo llevó a la India (antes de Vasco da Gama) y Etiopía.

Pêro es recordado con una estatua, colocada frente al ayuntamiento, y también hay un gran panel de granito pulido que muestra sus viajes.

Los edificios más antiguos de la plaza tienen arcadas, y es una buena idea explorar las calles adyacentes, que una vez albergaron el barrio judío de Covilhã y están decoradas con aún más piezas de arte callejero imaginativo.

10. Iglesia de la Misericordia

Iglesia de la Misericordia
Iglesia de la Misericordia

Deserving a few minutes of your attention if you’re passing by is this church from the beginning of the 17th century.

In its Mannerist style it’s a little more demure than the Church of Santa Maria, but also went through big alterations on the 19th century.

In the facade look for the sculptures of the Three Virtues, Faith, Hope and Charity.

Inside the decoration is rather understated.

There are pretty patterned tiles on the lower part of the walls, but the highlight is the fresco covering the entirety of the barrel vault in the ceiling.

11. Senhora da Boa Estrela

Senhora da Boa Estrela
Senhora da Boa Estrela

If the traditional cheese and wool trades have caught your imagination, you might be moved by this shrine at 1,850 metres and close to the highest point in the Serra da Estrela.

This image of Mary, carved from a mammoth granite boulder, represents the Senhora da Boa Estrela who is the patron saint of Estrela’s shepherds.

The relief is eight metres high and was sculpted in 1946. You can reach it via the spectacular N339 road, which winds into the Serra da Estrela Natural Park to west of Covilhã.

12. Centro Interpretativo da Cereja

Centro Interpretativo de Cereja
Centro Interpretativo da Cereja

You know all about Covilhã’s wool and cheese traditions, but there’s one more local industry to uncover.

If you’ve taken a walk around the outskirts of the town in spring when the blossom is heavenly you’ll be aware of the profusion of cherry orchards.

This small museum to the southeast of the town is dedicated to the cherry, and has multimedia displays and interactive games teaching you about the fruit and its local applications.

You can taste some of local products, including a cherry liqueur, cherry wine, cherry jam and candy, and of course there’s a store to buy anything that tickles your taste buds.

13. Torre

Torre
Torre

The N339 will also take you to the highest point in mainland Portugal, 20 kilometres west of Covilhã and just shy of 2,000 metres above sea level.

The unusual thing about such an elevated spot is that you won’t have to leave your car to get to the summit, as the road leads you straight there.

If you come on a clear summer day you can expect to see all the way to the Atlantic and the resort of Figueira da Foz.

The highest point is marked by the Torre, a triangulation pillar, while there’s also a weather station and a ski lift.

14. Vila do Paul

Villa do Paul
Vila do Paul

An obligatory day-trip from Covilhã is this small town about 20 kilometres to the southwest, which has much to win you over.

First the views of the Serra da Estrela are just breathtaking, especially in the winter and early spring when it’s capped with snow.

In summer there are loads of beauty spots around the town, like a natural waterfall feeding a crystal clear pool just five minutes from the centre.

The townscape is also lovely, with a rich Baroque church and traditional granite houses that have an interesting feature; few have chimneys as the attics were used as smokehouses for cured sausage.

15. Winter Sport

Estancia de Ski Serra da Estrela
Estância de Ski Serra da Estrela

Portugal may be one of the last European countries you think of for snow sports.

But the high altitude of the Estância de Ski Serra da Estrela gives it good snow coverage for four or five months of the year until mid April.

There are nine marked pistes here, mostly weighted towards experienced skiers, but with a handful of green and blue runs.

You’ll also have lots of options if you want to go off-piste, with eight challenging red runs.

All the usual facilities are on hand, including a ski and snowboard school, three snowparks and equipment rental for activities like tubing and snowshoeing.

Where to stay: Best Hotels in Covilha, Portugal

Lowest Price Guarantee