Saltar al contenido

15 mejores cosas que hacer en Fátima (Portugal)

Se dice que en el verano de 1917 la Virgen María se apareció a tres jóvenes pastores en lo que ahora es la ciudad de Fátima en la Región Centro de Portugal. El lugar donde la vieron se ha convertido en un inmenso santuario y uno de los lugares de peregrinación más importantes de la cristiandad. Hay dos basílicas, una plaza donde se pueden congregar miles de devotos y un itinerario de lugares que tienen un significado especial para las apariciones.

Agregue a estos museos, hoteles de gran altura y algunas tiendas de recuerdos bastante horteras. No hace falta ser católico para asombrarse con el tamaño de Fátima y la cantidad de devotos que la visitan en verano. Pero si eres católico, el santuario y la historia de los tres niños serán mucho más significativos.

Exploremos las mejores cosas para hacer en Fátima :

Índice

1. Santuario de Fátima

Santuario de Fátima
Santuario de Fátima

Para muchos católicos, pararse en esta gigantesca plaza podría ser una ambición de por vida.

Para todos los demás, todavía es algo que deben hacer, evaluar el increíble tamaño de este lugar y comprender qué es lo que mueve a tanta gente.

En cada extremo de la plaza se encuentran las dos basílicas de Fátima, y ​​hay un gran crucifijo moderno frente a la más nueva de las dos en el lado sur.

La vista más fascinante mira hacia la pendiente hacia el santuario más antiguo, que está alado por una columnata.

Si hay un mejor momento para venir es alrededor del día 13 de cada mes de mayo a octubre cuando hay romerías “mayores” y “menores” al santuario.

2. Basílica de Nuestra Señora del Rosario

Basílica de Nuestra Señora del Rosario
Basílica de Nuestra Señora del Rosario

Apenas una década después de las apariciones se inició la construcción de esta iglesia de conmovedora arquitectura neobarroca.

Es en el lugar donde se dice que los jóvenes pastores vieron el resplandor de María, que al principio confundieron con una tormenta.

El arquitecto fue el holandés Gerardus Samuel van Krieken, y cuando la iglesia finalmente se completó y consagró, el Papa Pío XII le concedió el estatus de basílica menor. En ambos extremos del crucero se encuentran los sepulcros de los hermanos Francisco Marto y Jacinta Marto.

También en el pórtico de la entrada hay un mosaico elaborado en el Vaticano que muestra a la Santísima Trinidad coronando a María.

3. Capela das Aparições

Capela das Aparições
Capela das Aparições

El primer lugar de culto fundado en Fátima después de los avistamientos fue esta sencilla capilla, terminada dos años después, en 1919. Fue construida para cumplir con el supuesto pedido que María hizo a los tres pastores y ahora se encuentra en un edificio moderno más grande con hileras de bancos. para los devotos.

La estatua de Nuestra Señora está en el lugar exacto de la encina donde se vio a María y está en una vitrina frente a la capilla.

El árbol mismo pronto desapareció cuando sus ramas y tronco se convirtieron en reliquias religiosas.

4. Basílica de la Santísima Trinidad

Basílica de la Santísima Trinidad
Basílica de la Santísima Trinidad

A mediados del siglo XX, la popularidad de Fátima se disparó y desde la década de 1950 se habían elaborado planes para una segunda basílica mucho más grande.

Este proyecto finalmente se realizó en la década de 2000 y fue dirigido por el arquitecto griego Alexandros Tombazis.

Como gran parte de Fátima, los no cristianos apreciarán este edificio minimalista por su vertiginoso sentido de la escala.

Tiene capacidad para más de 8.633 fieles, tiene magníficas obras de arte litúrgico, así como salas de oración más pequeñas en su sótano.

Destacan las grandes puertas y paneles de bronce del artista portugués Pedro Calapez, y la imagen de Nuestra Señora de Fátima, de tres metros de altura y tallada en mármol de Carrara.

5. Grutas da Moneda

Grutas de la Moneda
Grutas de la Moneda

Por otro lado, estas maravillosas cuevas fueron descubiertas por accidente en 1971 cuando dos cazadores persiguieron a un zorro por un agujero y se encontraron rodeados de concreciones sobrenaturales.

Hay diez cámaras individuales, cada una con roca calcárea formada por agua corriente durante millones de años, y con nombres religiosos en honor a Fátima.

La red continúa por más de 350 metros, y es un día refrescante en verano ya que las cuevas tienen una temperatura constante de 18°C. El centro de interpretación ofrece algunos antecedentes geológicos sobre las cuevas y tiene una muestra de minerales y fósiles del Jurásico.

6. Casa Jacinta y Francisco Marto

Casa Jacinta y Francisco Marto
Casa Jacinta y Francisco Marto

Los tres pastores vivían en el pequeño pueblo de Aljustrel, a uno o dos kilómetros del santuario de Fátima.

Puedes conducir, tomar el tren turístico o incluso caminar por la Vía Sacra si te apetece.

La gente hace el viaje para ver la humilde casa que el hermano y la hermana, Jacinta y Francisco Marto, compartían con sus padres y otros tres hermanos.

Fue aquí en 1919 y 1920 donde Francisco y luego Jacinta murieron durante la epidemia de gripe después de la Primera Guerra Mundial.

Independientemente de tus pensamientos sobre la religión, aún podrías llegar a comprender el estilo de vida en la región en ese momento, ya que también es un sentimiento especial saber que estás en la casa de dos santos, incluso si sus cortas vidas fueron difíciles.

7. Santuario de Valinhos

Santuario de Valinhos
Santuario de Valinhos

La ruta que tomaron los tres pastores desde Aljustrel hasta el lugar de las apariciones en Cova da Iria se convirtió en una “Vía Sacra” en la segunda mitad del siglo XX.

Hay un camino pavimentado a través de idílicos olivares y encinares, con 14 paradas, cada una para una estación de la cruz.

Todo termina con una 15ª estación, la Capilla de Santo Estêvão, para representar la resurrección.

Al igual que el resto de la Vía Sacra, esta fue financiada por católicos húngaros, incapaces de practicar su religión en su propio país durante la Guerra Fría.

8. Casa de Lucia

Casa de Lucia
Casa de Lucia

Mientras esté en Aljustrel, también puede detenerse en la casa del otro joven pastor, Lúcia de Jesus dos Santos.

Era prima de los hermanos Marto y sobrevivió a la epidemia de gripe para convertirse en monja y vivir hasta los 97 años, muriendo en 2005. Como murió recientemente, Lúcia todavía está en proceso de convertirse en santa, por la vía rápida para convertirse en santa. canonización por el Papa Benedicto en 2008. Al igual que la casa de sus parientes, la casa de Lúcia funciona mejor para los no católicos como una visión de la vida rural en Portugal hace un siglo.

Los muebles y algunas posesiones son todos originales, incluido un telar de madera desvencijado.

9. Museo de Cera

Museo de Cera
Museo de Cera

Una vez que haya visto las iglesias, capillas y hogares de los niños en Fátima, hay una plétora de atracciones derivadas y tiendas de regalos.

Uno de los mejores es este museo de cera, que es más elegante de lo que cabría esperar.

Usando 31 cuadros realistas, el museo presenta la historia de las Apariciones de Fátima, el contexto histórico y el impacto cultural.

También se le dará algo de contexto sobre la cristiandad de 1917 y saldrá un poco más informado sobre el fenómeno de Fátima.

10. Iglesia Parroquial de Fátima

Igreja Paroquial de Fátima
Igreja Parroquial de Fátima

Una parada conmovedora en Fátima es la iglesia parroquial que aquí mucho antes de las apariciones.

Con un discreto estilo renacentista se remonta al menos hasta el siglo XVI, aunque ha sufrido muchas reconstrucciones desde los avistamientos.

The most recent of these happened in the year 2000 when Jacinta and Francisco were canonised.

Inside you can find the font where the three shepherds were baptised.

The large cemetery in front adds some extra solemnity, and it was here that Jacinta and Francisco were buried before being moved to the Basílica de Nossa Senhora do Rosário.

11. Museu Vida de Cristo

Museu Vida de Cristo
Museu Vida de Cristo

Also much more than a tourist trap, this purpose-built museum is endowed with more than 200 high-quality waxwork figures recounting the life of Christ.

These characters are arranged in 33 different scenes, from Christ’s annunciation before his birth to his ascension after his resurrection.

The museum opened in 2007 and is the only one of its kind in the world.

For secular visitors there’s a lot to admire in the museum’s modern architecture and the level of care and workmanship that has gone into each tableau.

12. Ourém

castle
castle

You might be ready for a break from Fátima’s religious devotion, and in which case the seat of the municipality is only 10 kilometres away.

Ourém is an enthralling old town ruled by a hilltop castle on an almost absurd gradient.

The first rule of Ourém is to wear sensible shoes to scramble around the alleys and stairways of the old quarter.

All the effort pays off big-time when you encounter views that can knock you off your feet, and the lavish home of the Counts of Ourém.

This was turned into a High Gothic pleasure palace in the 15th century and rises at the highest point, on a square hundreds of metres above sea level.

13. Day Trips

medieval monastery
medieval monastery

For nature you could venture south where the countryside gets dramatic in the Serra de Aire range.

This a natural park with a walking trails through deep chalk valleys and past long-abandoned mines.

The Mira de Aire Caves 15 kilometres away are the first of many underground systems.

A spectacle of a different kind is on hand at Batalha, where there’s a UNESCO-listed medieval monastery.

The stonework at this monument is out of this world and deserves as much time as you can afford.

Don’t miss the unfinished chapel and the tombs of John I, Philippa of Lancaster, and their sons who pioneered the Portuguese Age of Discovery.

14. Monumento Natural das Pegadas de Dinossáurio de Ourém-Torres Novas

Monumento Natural das Pegadas de Dinossáurio de Ourém-Torres Novas
Monumento Natural das Pegadas de Dinossáurio de Ourém-Torres Novas

Fátima is a whisker away from what might be Portugal’s top paleontological site.

On a former quarry in the Serra de Aire is the oldest and longest set of sauropod footprints found anywhere on earth.

Sauropods were some of the largest creatures to have walked the planet, with long bodies and tails, and small heads.

Their tracks at this site are about 175 million years old and are set in limestone that long ago was a muddy lagoon.

The best footprints are on a track that carries on for 147 metres, so detailed that palaeontologists could make new conclusions and pose theories about the animals’ anatomy and behaviour.

15. Cuisine

migas
migas

If you do get the chance to dine at a traditional restaurant around Fátima the local recipes go back to before the days of the three shepherds.

Meals needed to be filling and to make the most of whatever came to hand.

So leftover bread was reused for preparations like migas, in which it would be fried with cabbage and chouriço.

There are lots of old-school soups (sopas do verde) using any ingredients were available at the time.

On special occasions blood from newly slaughtered livestock would be used to thicken the broth.

A little more appetising is lamb stew, in which the meat is marinated overnight in paprika and garlic.

Where to stay: Best Hotels in Fatima, Portugal

Lowest Price Guarantee