Saltar al contenido

15 mejores cosas que hacer en Pombal (Portugal)

Pombal es un nombre que escuchará mucho en Portugal, y eso se debe en parte a su papel en la política del país. El primer marqués de Pombal fue uno de los mejores primeros ministros de la nación, e incluso hay todo un movimiento arquitectónico que lleva su nombre (Pombaline). Se retiró a este pueblo de la región Centro en la década de 1770.

En los últimos años de su vida, el marqués dejó su huella en el antiguo centro de Pombal, y el edificio de la antigua prisión que encargó ahora tiene un magnífico museo sobre su vida. También hay un castillo medieval con un centro de visitantes moderno y un puñado de iglesias, mientras que en la costa hay playas naturales fuera del radar de los turistas.

Exploremos las mejores cosas para hacer en Pombal :

Índice

1. Castillo de Pombal

Castillo de Pombal
Castillo de Pombal

Pombal nació cuando este castillo se construyó en una colina a mediados del siglo XII, en un momento en que Portugal era un campo de batalla entre moros y cristianos liderados por el rey Afonso I. Las obras fueron supervisadas por el Caballero Templario, Gualdim Pais, como un puesto avanzado de una red de fortificaciones en la cuenca del río Mondego.

Curiosamente el castillo nunca estuvo envuelto en un conflicto, salvo cuando fue saqueado e incendiado por el ejército francés en retirada.

El complejo es similar al Castillo de Tomar, también una fortificación de los Caballeros Templarios, con dos capas de muros almenados que rodean un alto torreón cuadrado.

Hay una cafetería moderna justo afuera y un centro de visitantes en la torre del homenaje con una línea de tiempo y una película animada informativa sobre el castillo y Pombal.

2. Museo Marqués de Pombal

Museu Marqués de Pombal
Museu Marqués de Pombal

Este museo, en la antigua prisión histórica de Pombal, trata sobre el primer ministro del siglo XVIII, Sebastião José de Carvalho e Melo, primer marqués de Pombal.

Se le considera uno de los principales estadistas de Portugal, un reformador que ayudó a disminuir la Inquisición y guió al país durante el devastador terremoto de 1755. La colección fue reunida por un anticuario local, que pasó 25 años buscando artículos propiedad del marqués o afines. a él.

Hay bustos, medallas, grabados, retratos, ropa, muebles, cerámicas, documentos y cristalerías, todo uniendo un gigante del pasado de Portugal.

3. Iglesia Matriz de São Martinho

Igreja Matriz De São Martinho
Igreja Matriz De São Martinho

La iglesia principal de Pombal es del siglo XIV, y fue en este edificio donde se dice que tuvo lugar un momento importante en la historia portuguesa.

En la década de 1320, el rey Denis I y su hijo Afonso habían estado en guerra, pero, con la mediación de la reina Isabel de Denis, la pareja hizo un juramento público de paz aquí en 1323. Este evento está registrado en un panel de azulejos en el arco triunfal de la nave.

El edificio fue remodelado a mediados del siglo XVI, y en esta época se le añadió una exquisita capilla lateral (Capela Lateral de N.ª Sra.

da Piedade). Se destaca por su bóveda de crucería, escudo de armas de la noble Familia Freire Botelho y retablo policromado renacentista.

4. Praça Marqués de Pombal

Praça Marquês De Pombal
Praça Marquês De Pombal

La plaza frente a la iglesia debe su nombre al célebre estadista, que pasó los últimos años de su vida en Pombal entre 1777 y 1782. Este espacio ha sido desde siempre el corazón social y económico de la ciudad, y alberga la los museos de la villa, ambos en edificios (la antigua prisión y el hórreo) mandados por el propio marqués cuando se trasladó aquí.

La plaza ahora es totalmente peatonal y tiene un bar en la esquina norte para tomar un refresco o un café.

5. Museo de Arte Popular Portuguesa

Museo de Arte Popular Portuguesa
Museo de Arte Popular Portuguesa

En 1776 el Marqués de Pombal ordenó este granero como lugar para almacenar el grano de su finca en la Quinta da Gramela.

Recientemente el municipio restauró el edificio y instaló en la planta baja este museo de arte popular y tradiciones populares.

Hay alrededor de 2000 ejemplos de artesanías, en su mayoría figurillas, exhibidas en vitrinas y seleccionadas de todos los rincones de Portugal.

Dejan en claro la enorme diversidad de costumbres, vestimentas y folclore que hay en el país.

Todas estas piezas fueron reunidas por una sola persona, Nelson Lobo Rocha, ex curador de la prestigiosa Fundación Calouste Gulbenkian.

6. Mata Nacional del Urso

Mata Nacional Do Urso
Mata Nacional Do Urso

Al oeste de Pombal hay una llanura costera envuelta en un fragante bosque de pinos.

Esta es una extensión norte de la plantación de pinos Pinhal de Leiria.

Y al igual que su vecino del sur, fue plantado a instancias de los reyes Afonso III y Denis I en la Edad Media para proteger las tierras de cultivo de la llanura de las dunas que llegan desde la costa.

En la Era de los Descubrimientos, estos altos pinos marítimos proporcionaron la madera para las carabelas que extendieron la influencia de Portugal por todas partes.

Hay más de 6.000 hectáreas de bosque en una región tranquila y despoblada: puedes dar refrescantes paseos por los dos senderos señalizados, Trilho da Lagoa de São José y Trilho da Baleia Verde.

7. Praia do Osso da Baleia

Praia Do Osso Da Baleia
Praia Do Osso Da Baleia

Respaldada por esas dunas y el bosque nacional, se encuentra esta playa salvaje que ahora ha ondeado la Bandera Azul durante diez años seguidos.

Con una infraestructura limitada y sin grandes complejos turísticos cercanos, casi ningún turista llega a esta playa.

Esto es mucho mejor para los que saben porque es un trozo de paraíso de cinco kilómetros.

Hay una amplia franja de arena blanca y fina y olas bajas y ondulantes.

Los servicios son ligeros en el suelo, pero todavía hay algunas tiendas, un bar, patrullas de socorristas y una estación de primeros auxilios, mientras que los paseos marítimos lo hacen accesible para personas discapacitadas.

8. Sierra de Sicó

Serra De Sicó
Serra De Sicó

Rompiendo el horizonte al este de Pombal, se encuentra este macizo kárstico de 559 metros que está atravesado por cuevas que son exploradas por espeleólogos y espeleólogos aficionados.

Escondido a la sombra de la Serra de Sicó se encuentra el rústico y antiguo Aldeia do Vale, el pueblo habitado más antiguo de la zona de Pombal.

Este asentamiento rústico utiliza la piedra caliza local como material de construcción y se destaca por sus distintivos graneros circulares.

En el centro del pueblo hay una linda capilla del siglo XVIII y fuentes separadas para personas y animales.

9. Iglesia del Convento de Louriçal

Iglesia Do Convento Do Louriçal
Iglesia Do Convento Do Louriçal

Esta iglesia fue fundada en la primera mitad del siglo XVII por la orden franciscana y está inscrita como Monumento Nacional.

Este período fue la transición entre el manierismo y el barroco en Portugal, y hay detalles de ambos estilos.

Una de las pocas cosas notables del edificio es que sus paredes no tienen curvas, lo que hace que los interiores sean de alguna manera más llamativos.

Vea el retablo manierista y los altares laterales, hechos de la misma piedra caliza blanca de Lioz que el famoso Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém en Lisboa.

Los azulejos son del siglo XVIII y son sublimes, mostrando la vida de Santa Clara, San Antonio y San Francisco, así como la Pasión.

10. Panorámico AquaParque

AquaParque Panorâmico
AquaParque Panorâmico

Un salvavidas en verano para familias con niños y adolescentes aburridos, este parque acuático se encuentra en una ladera a un par de minutos de Pombal.

Hay tres toboganes para volar: un tobogán de cuerpo de medio tubo giratorio, un corredor de varios carriles y un paseo fluvial más sereno con un tubo inflable.

These are joined by a couple of pools, one with a climbing frame and shallow water for little guys and a 25 metre pool for swimming or just wallowing in the water.

There are also extensive green areas where you can lounge under palm trees.

The park’s elevated position in the Serra de Sicó also grants it some awesome views, as the name “Panorâmico” makes clear.

11. Igreja de Nossa Senhora do Cardal

Igreja de Nossa Senhora Do Cardal
Igreja De Nossa Senhora Do Cardal

This sizable Baroque church may have the grandest architecture of any in the town.

It was built by the Count of Castelo Melhor in the 1600s to fulfil a solemn vow.

The facade has scrolls, niches  and pilasters, while you’ll be taken aback by the sheer volume of the nave.

The altar framed by tall Solomonic columns catches the eye, as does the proud Renaissance retable.

This feature actually predates the church and was brought here from the ruined chapel in the castle complex.

It dates to the 1500s and was possibly designed by the feted French sculptor, João de Ruão.

In late July this church is the centre of attention during the Festas do Bodo, which follows below.

12. Festas do Bodo

Fiestas Do Bodo
Festas Do Bodo

This harvest festival takes place on five days around the last Sunday of July and is dedicated to the marian shrine at the Nossa Senhora do Cardal.

The story goes that there’s was a plague of locusts and caterpillars infesting Pombal’s crops, so the townsfolk organised a procession leading from one church in the town to the next and ending at shrine at the Capela de Nossa Senhora de Jerusalém, promising a feast in her honour.

Needless to say it was a success! And that procession remains at the core of the celebrations that mixes solemn traditions like folk dances and music recitals, with a 10k race and six nights of concerts by some big acts from the Portuguese pop scene.

13. Teatro-Cine de Pombal

Teatro-Cine De Pombal
Teatro-Cine De Pombal

For the remainder of the year, if there’s an exhibition, play, conference, talk, concert happening in Pombal, chances are it will take place at this restored Art Deco theatre.

The venue started out as a cinema-theatre in the days of the Estado Novo regime in the 1940s, and despite being built on a tight budget has lots of charm.

It fell into disrepair towards the end of the century before being refitted for modern events and safety codes in 2002. If you drop in during the day there’s a cute cafe inside, and antique projecting equipment is on display.

14. Day Trips

Leiria
Leiria

If you need ideas for excursions there’s a medieval city, a beach resort and Roman ruins inside half an hour.

Praia da Vieira is the best option if you want a beach with a touch more life and a few more things to do by the ocean; there’s a watersports centre, choice of seafood restaurants, bars and another waterpark.

Leiria, like Pombal, is watched from above by a castle.

But this one was a home to kings in the 14th-16th centuries and has the elegance of a Renaissance palace.

To the north is Rabaçal Roman Museum and Villa, where the ground floors and lifelike mosaics of a residential compound are waiting.

15. Food and Drink

sardinas a la parrilla
grilled sardines

You’ll know you’re in a traditional restaurant in Pombal if you see couves migadas on the menu.

This is a local way of preparing cabbage, by chopping it finely, cooking it with beans and plating it with a slice of rustic bread.

Naturally this isn’t a main course, but accompanies a host of dishes like roast cod or grilled sardines.

On chilly winter days there are lamb and kid goat stews to warm you up,  and the typical way to follow these is with a bowl of rice pudding spiced with cinnamon.

Where to stay: Best Hotels in Pombal, Portugal

Lowest Price Guarantee