Saltar al contenido

25 mejores cosas que hacer en Bohol (Filipinas)

Vas a Manila por la vida de la ciudad; Boracay para la vida en la playa; y Bohol… eso es para la vida en la jungla. ¡Espere unas vacaciones llenas de pintorescas aventuras en la jungla que harán que su corazón se acelere y sus endorfinas fluyan!

Como la décima isla más grande de Filipinas, ¡puede imaginar que hay mucho terreno por recorrer! En el centro de la isla, encontrará el epicentro de la diversión en la naturaleza con tirolesa, escalada en cascada, exploración de cuevas y cruceros por el río. Al sur de la isla, disfrutarás de playas de arena blanca y cócteles con popotes tiki. También en el sur, encontrará la ciudad capital, Tagbilaran, que está llena de centros comerciales, restaurantes, bares y casas de huéspedes. También puede aventurarse hacia el norte para mezclarse con los lugareños que no están acostumbrados a ver turistas en sus partes.

Cuando necesite un descanso de todas las aventuras emocionantes, hay mucha historia que aprender en esta isla. A lo largo de los siglos ha habido colonización española, ocupación japonesa e intervención de los EE. UU., todo lo cual puede ver rastros de cada lugar donde mire.

Exploremos las mejores cosas para hacer en Bohol :

Índice

1. Visita las Colinas de Chocolate

colinas de chocolate
colinas de chocolate

Las Colinas de Chocolate son, con mucho, la atracción turística más popular de la isla de Bohol y una vez que las ves, es fácil entender por qué. Aquí yacen cientos de colinas montañosas verdes simétricas hasta donde alcanza la vista.

Durante la estación seca, estas colinas adquieren un color chocolate con leche, de ahí las «Colinas de Chocolate». Durante la temporada de lluvias, son exuberantes y verdes.

Contrata una mototaxi para que te lleve y disfruta de los sinuosos caminos con vistas naturales y culturales a lo largo del camino.

2. Conservatorio de Conservación del Hábitat de Bohol

Conservatorio de Conservación del Hábitat de Bohol
Conservatorio de Conservación del Hábitat de Bohol

Mariposas, arañas, ciempiés, orugas, pájaros y flores: sean testigos de una densa colección de belleza natural en el Conservatorio de Conservación del Hábitat de Bohol.

Camine con un guía que le indicará la fauna autóctona de la isla, lo convencerá de que deje que los insectos se arrastren por su brazo y tomará algunas fotos divertidas mientras lo hace. Luego, pase por el restaurante y la heladería cerca de la entrada para probar un helado completamente natural.

Como el recorrido no toma mucho tiempo, tal vez 30 minutos, es una gran idea hacer de esta una de las muchas paradas que haces en el área.

3. Puente colgante de bambú

Puente colgante de bambú
Puente colgante de bambú

Visite el Puente Colgante de Bambú, donde cruzará un puente tejido de bambú sobre el río que fluye lentamente. Cada paso en el puente le produce un pequeño hormigueo en la espalda, ya que se siente bastante delicado, pero no se preocupe, ya que el puente está suspendido con cables resistentes que no lo dejarán caer.

Una vez que cruzas el puente, hay pequeñas tiendas de recuerdos para comprar imanes, bolsos, camisetas y más.

4. Paddle surf en el río

Paddle surf en el río
Paddle surf en el río

Viaje hasta la esquina suroeste de Bohol, donde puede embarcarse en un día de paddle surf. Navegarás a través de sinuosos pasadizos en la jungla y alrededor de pequeñas cascadas que ofrecen una muestra de la naturaleza en estado puro.

Cuando reserve un recorrido con SUP Tours Filipinas o Loboc River Watersports, le proporcionarán la tabla de remo, los remos, los chalecos salvavidas y un almuerzo tradicional filipino que es para morirse.

5. Conservatorio Tarsero

Conservatorio Tarsero
Conservatorio Tarsero

Los tarseros, conocidos localmente como ‘mamag’, son una especie en peligro de extinción y estarían al borde de la extinción si no fuera por los esfuerzos del Tarsier Conservatory en Bohol. Los tarseros se consideran una especie «dependiente», lo que significa que no pueden prosperar en la naturaleza por sí mismos. Cada visita al Tarsier Conservatory ayuda a financiar los esfuerzos y el hábitat para mantener vivas a estas lindas criaturitas.

Cuando visites el conservatorio, verás varios de estos pequeños primates con dedos de rana colgando de los árboles, durmiendo debajo de las hojas y mirándote con sus grandes ojos. El recorrido solo dura 20 minutos porque no quieren estresar a estos tarseros, pero vale la pena.

6. Tome un crucero no oficial por el río Loboc

Río Loboc
Río Loboc

En el camino a las Colinas de Chocolate, conducirá junto a un pequeño río rodeado de selva pura. Los lugareños han construido cabañas de pesca y pequeñas estaciones de vendedores que venden bocadillos. Algunos de estos lugareños poseen pequeños botes de madera y están felices de llevarte a dar un paseo. Puede pedirle a su conductor que lo ayude a organizar un trato.

Una vez en el pequeño bote local, el crucero por el río es absolutamente impresionante con altas palmeras y una selva virgen. Se siente como una escena del libro, «Donde viven los monstruos».

Al final del río hay una cascada de agua dulce. Súbete con tu ropa si quieres. Puede chapotear en las aguas poco profundas o agacharse bajo la cascada para un agradable masaje de espalda.

7. Crucero oficial por el río Loboc

Crucero por el río Loboc
Crucero por el río Loboc

Si desea flotar por el río Loboc con comodidad, únase al crucero organizado que vende boletos en la orilla. El barco se asemeja a una gran casa flotante con techo de paja y un gran comedor.

Navegará por el río mirando los lugares de interés mientras disfruta de un almuerzo estilo buffet. Hay una banda en vivo que toca una colección de canciones de todo el mundo para atraer a la asamblea de invitados internacionales a bordo.

Hacia el final del viaje, su bote se detendrá en una plataforma llena de mujeres y niños filipinos vestidos con ropa tradicional, cantando y bailando para usted. Puede unirse a las festividades y, por supuesto, una donación es bienvenida.

8. Bosque de caoba

Bosque de caoba
Bosque de caoba

Alquile una moto para experimentar la belleza que es el Bosque de Caoba. Las carreteras serpentean y se curvan para hacer un viaje muy divertido. Las carreteras están bien pavimentadas y el tráfico no es demasiado denso, por lo que incluso los nuevos ciclistas pueden manejar el viaje.

Estacione su bicicleta al costado de la carretera y suba la colina para ver más de cerca las enormes raíces que se enredan en el suelo. Con el sol asomándose a través de los árboles y el aire fresco rodeándote, tendrás una idea de lo que es Bohol.

9. Catedral de San José

Catedral de San José
Catedral de San José

Rápidamente notará y descubrirá que la religión está profundamente arraigada en la cultura de los filipinos. La Catedral de San José es una de las más grandes de la gran ciudad de Bohol y es la más frecuentada por los lugareños durante toda la semana y los domingos para misa. No importa tu religión, es interesante visitar la Catedral de San José y ser testigo de cómo adoran los lugareños. Incluso podría toparse con una boda o un bautizo.

Como muchas estructuras históricas de la ciudad, esta catedral todavía tiene paredes hechas de piedra de coral. Si bien ha habido algunas renovaciones, incluida pintura nueva en las paredes y un cambio de imagen de las pinturas en el techo de la cúpula de la catedral, la integridad original de la iglesia se ha mantenido intacta durante siglos.

10. Iglesia de Baclayon

Iglesia de Baclayon
Iglesia de Baclayon

La Iglesia de Baclayon, también conocida como «La Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción de la Virgen María», es el asentamiento cristiano más antiguo de Bohol. Fundada en 1596 y aún en pie, esta iglesia católica romana ha sido declarada oficialmente ‘Tesoro Cultural Nacional’ que atrae a miles de turistas durante todo el año.

La iglesia es un edificio de aspecto misterioso hecho de piedra de coral gris que se ha desgastado a lo largo de los siglos. Hay arcos que comienzan a desmoronarse y pilares que han sido erosionados por el viento y los tifones mientras se encuentra junto a la costa. El terremoto de magnitud 7,2 en Bohol en 2013 causó algunos daños a la iglesia, pero afortunadamente dejó el museo ileso. En definitiva, es una visita interesante.

11. Monumento al Pacto de Sangre

Monumento al Pacto de Sangre
Monumento al Pacto de Sangre

Solo le tomará cinco minutos detenerse y recopilar la historia que esta estructura de bronce está aquí para contar. Con el mar como telón de fondo, el Monumento al Pacto de Sangre presenta a 5 soldados reunidos alrededor de una mesa haciendo un brindis. Con unas gotas de sangre se hizo un pacto entre el general español Miguez López de Legazpi y el pueblo nativo filipino que se comprometió a trabajar juntos.

Hay una breve explicación histórica cerca del monumento para brindarle más información. Lea, tome algunas fotos y luego continúe su camino alegre.

12. Arrozales en terrazas de Cambuyo

Arrozales en terrazas de Cambuyo
Arrozales en terrazas de Cambuyo

Rice terraces, with their sprawling flat plains and bright green colors, are a signature of Asia. In mucky plains of muddy water, farmers plant rice seeds that grow long green stems creating gorgeous landscapes. It isn’t that rice needs water to grow, but rather, the water ensures that the rice do not become compromised with fungus or disease.

In the Philippines, rice represents a huge source of sustenance and commerce with thousands of Filipinos working in rice fields day to day. Hop out of your vehicle on the side of the road to take it all in and you’ll surely see some farmers working away. Feel free to snap a few photos of the rice plains, just be respectful of the farmers.

13. Loboc Ecotourism Adventure Park

Parque de aventuras ecoturísticas Loboc
Loboc Ecotourism Adventure Park

If you like heights, nature, and adrenaline, you’re going to love Loboc Ecotourism Adventure Park. Located near the Chocolate Hills, this adventure park offers a day full of fun. You can buy a package ticket that includes the official lunch cruise down the Loboc River but not before you fly through the jungle on your belly via a frightening, yet exhilarating zipline course.

This, however, is no standard zipline that simply plunges you through the trees at speeds too fast to enjoy the view. This zipline takes you over the jungle, the river and even gives you a view of the Chocolate Hills. This is definitely a GoPro-worthy adventure.

14. The Secret Waterfall

Do you remember the book/movie ‘The Beach’ where locals kept an incredibly gorgeous piece of paradise a secret? Well, there is the waterfall equivalent to that on Bohol.

A trek into the jungle will reveal the most beautiful natural waterfall and swimming hole that you have ever seen in your life. The water is a bright aquamarine color, the waterfall is at least 3 stories high and the water is the perfect temperature for swimming. You can jump off a tall cliff, slide down smooth rocks and hang out with a couple locals who may be surprised to see you.

There are no tours going here, so you’ll have to befriend a local and ask them to take you.

15. Dimiao Twin Waterfalls

Cascadas gemelas de Dimiao
Dimiao Twin Waterfalls

Despite being named the “twin” waterfalls, there are actually 3 waterfalls in the vicinity. Take a van to Dimiao public market where you can wander around looking at crafts and snacks. Outside the market, you can find plenty of drivers waiting to take tourists like you to the waterfalls- it’s all standard business. The tour guides will drive you, trek with you, take your pictures, and bring you back to the market.

The waterfalls themselves are breathtakingly beautiful with turquoise water to swim in, heavy waterfalls to lie under, rocks to climb on, cliffs to jump off, and rafts to play on.

16. Hinagdanan Cave

Cueva Hinagdanan
Hinagdanan Cave

Are you brave enough to swim in the deep dark waters of this bat cave? Don’t worry, there are no scary creatures swimming around to pull you under. This cave might look very creepy with spikey features hanging from the ceiling and bats flying all around, but it’s quite a fun experience.

There are a few holes in the ceiling of the cave that shine down on you like a Disney